Seleccionar página

La ducha de obra se ha convertido en una solución a medida casi en cualquier baño moderno, pues su enorme versatilidad y su fácil adaptación la hacen casi imprescindible a la hora de diseñar el proyecto de un baño para así aprovechar al máximo el espacio disponible.

Ventajas de un ducha de obra

La principal ventaja de una ducha a medida de obra es sin duda la facilidad de acceso que tiene sin barreras arquitectónicas, lo que viene bien sobre todo a personas mayores o con movilidad reducida.

Otra de las ventajas es que las duchas de obra aprovechan el espacio al máximo y si hay espacio suficiente se le puede instalar un asiento con una simple colocación de piedras de mármol.

Este tipo de asientos es uno de los accesorios que recomiendo junto con asideros, barras de apoyo y soportes para que la persona que vaya ducharse (sobre todo cuando se  trata de gente mayor o con movilidad reducida) tenga facilidad para sentarse, levantarse y manejarse dentro de la ducha.

Decoración de una ducha de obra

Si la ducha a medida  está a ras de suelo, es aconsejable escoger, para la zona de la ducha, un suelo distinto al azulejo del baño, ayudando así a separar los ambientes de una forma visual. Incluso, a veces, los clientes suelen “separar” las paredes de la ducha de las del resto del baño, eligiendo otro azulejo, aunque como consejo particular, te recomiendo que si tu baño es pequeño dejes el mismo revestimiento en todo el espacio para dar una mayor sensación de amplitud.

En cuanto a la separación con respecto al baño, lo más habitual es que se coloque una mampara de cristal, aunque también he realizado muros de pavés que dejan pasar la luz o un tabique con el mismo azulejo, pero sin llegar al techo.

Otro detalle importante y muy práctico, que siempre recomiendo a mis clientes, es colocar en un rincón, el más cercano a la zona de agua, un par de piedras de mármol de unos 20 cm, a modo de estanterías o “rinconeras de ducha”, ya sean cuadradas o de cuarto de punto si es para un rincón, para colocar las botellas de gel y champú.

Antes de colocar las estanterías o “Rinconeras de Ducha” es aconsejable medir las botellas de Gel o Champú que utilizas habitualmente para saber a que distancia se deben colocar, pues es bastante habitual no medirlo y después que no quepan

Materiales de una ducha de obra

En cuanto al material utilizado en las duchas de obra, de manera tradicional y por su facilidad para suavizar las pendientes (sin aristas de ningún tipo), para el suelo la mayoría de las veces coloco gresite  (azulejo en piezas pequeñas), aunque cada vez es mayor  la tendencia también a colocar gresite para duchas en las paredes de la ducha para diferenciar ambientes.

Otra tendencia, sin duda indiscutible, en estos últimos tiempos es colocar Gres Porcelánico como revestimiento en las pared

En algunos baños que hemos realizado últimamente, he colocado un tipo de gresite que es un mosaico de piedras con canto rodado, con lo que le da un aspecto más natural a la ducha.

SI TE GUSTA COMPARTE